Focus 2030
Suscribite a nuestra newsletter  |  es  |   | 
   

La AOD española continúa bajo mínimos

Publié le 11 de mayo de 2020 en Factos y cifras , Noticias

El 16 de abril de 2020 la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OECD, por sus siglas en inglés) publicaba los datos preliminares de las contribuciones de ayuda internacional del año 2019. La ayuda oficial para el desarrollo (AOD) desembolsada por los países donantes de la OECD alcanzó la cifra histórica de 152.800 millones de dólares, un aumento del 1,4% respecto al año 2018. En 2019, la AOD total equivale a un 0,30% de la renta nacional bruta (RNB) combinada de los países de la OECD; proporción que, dicho sea de paso, se sitúa muy por debajo del compromiso adoptado por las Naciones Unidas en 1970: destinar el 0,7% de la riqueza de los países industrializados a la ayuda internacional para el desarrollo.

Según los datos de la OECD, la AOD desembolsada por España en 2019 alcanzó los 2.900 millones de dólares (2.600 millones de euros). Esto supone un ligero incremento del 4% respecto a los datos de 2018 – debido al aumento de la ayuda bilateral en países de África Subsahariana – pero continúa situando a España en la decimocuarta posición del ranking de donantes de la OECD, muy por debajo de países como Alemania (23.810 millones de dólares), Francia (12.180 millones), Italia (4.900 millones), Canadá (4.670 millones), o Noruega (4.290 millones).

En términos relativos, además, la ayuda española continúa estando bajo mínimos con un esfuerzo del 0,21% de la RNB de 2019. Esta proporción sitúa a España en la posición vigesimoprimera de los 29 donantes de la OECD, muy por debajo del objetivo del 0,7% y todavía lejos del compromiso del actual gobierno de alcanzar el 0,5% en 2023.

Como apunta la Coordinadora de ONGD española, “la Coordinadora”, España sigue sin salir del pelotón de cola de los países donantes tradicionales. Es cierto que la crisis política e institucional que ha vivido España durante los últimos años ha afectado la gobernanza de políticas públicas clave (como las políticas de ayuda) y ha impedido que se aprueben nuevos presupuestos generales del estado (los PGE de 2018, también para lo referente a las partidas de AOD, continúan en vigor hoy en día). Pero en un momento crítico del sistema internacional, con la crisis humanitaria mundial que está desencadenando la pandemia COVID-19, los países industrializados deben fortalecer sus instrumentos financieros para proteger a las personas más vulnerables. En este contexto, España no puede ser una excepción: si el gobierno de Pedro Sánchez desea contribuir activamente a mitigar el impacto mundial de la COVID-19, fortalecer el multilateralismo y promover la cooperación internacional para que nadie se quede atrás, debería homologar el volumen de la AOD española al de otros donantes de su entorno. De otra manera, con una ayuda bajo mínimos, será muy difícil participar efectivamente en estos esfuerzos.


Leer también

Análisis de “la Coordinadora” sobre los datos preliminares de la OECD (en español) Donor Tracker – perfil España (en inglés)

Documentos a descargar

Datos preliminares de la OECD (en inglés) Publicación de cifras preliminares sobre la ayuda oficial para el desarrollo de 2019 (en ingles)